domingo, 21 de febrero de 2016

#11 Bajo la lluvia ( incluido en mi relato "Lo bueno de la lluvia)


Se inmolaron mis zapatos,
por amor a mis zapatillas,
y quedaron como vestigios,
mis calcetas teñidas, amarillas.

Se ahogaron mis pantalones,
sucios de hace días,
lo acepto, más que agua
suplicaban cirugía.

Se estropeo mi chaqueta,
feliz  me abraza ceñida,
este baño le hizo olvidar,
que es vetusta y desteñida.

Este diluvio conquisto mi cabello,
ensañándose con gotas perdidas,
Y resbalaron por mis senderos,
hasta mis partes más escondidas.

Se inmolaron mis zapatos,
por amor a mis zapatillas.


(Letra y fotografía G. Soto García)

4 comentarios:

  1. Bienvenido. A veces necesitamos un empujon para dejar algo atras

    ResponderEliminar
  2. Jajaja que versos más chulos y simpáticos, pero vas a tener que ir urgentemente al centro comercial, para renovar vestuario. Pero las zapatillas no las dejes, que es con lo que más cómodo se va.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja gracias por tu visita, las zapatillas me las quedo si o si jajajaja

      Eliminar