martes, 16 de febrero de 2016

#7 Ojos esquivos


En el horizonte que forman tus manos,
en la frontera que dibujan tus dedos,
logro retratar con palabras
aquellos que diluyen mis miedos.

Tras el antifaz que esculpen tus manos
no te das cuenta de lo que escribo,
antípoda, reniegas tu mirada
a los míos, inquietos y altivos.

Frente al abanico que enarbolan tus manos
los míos siguen mudos y cautivos,
ante ti, mujer de ideas tempranas,
niña de ojos esquivos.


(letras y fotografía G. Soto García)

7 comentarios:

  1. Los ojos y las manos son la tarjeta de visita de las personas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, ambos tienen la capacidad de que los recordemos de una u otra forma

      Eliminar
  2. Hay miradas que no precisan de palabras, también las hay que enamoran y otras que matan.

    Bellos tus versos Guillermo, es un placer pasar por tu casa.

    Un beso y mi cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tienes razón,Las miradas no precisan palabras.
      Muchas gracias, un abrazo y que estes muy bien

      Eliminar
  3. Hay miradas que no precisan de palabras, también las hay que enamoran y otras que matan.

    Bellos tus versos Guillermo, es un placer pasar por tu casa.

    Un beso y mi cariño

    ResponderEliminar
  4. Precioso poema, y así es. A veces una mirada, vale más que mil palabras. Como aquello que dicen, que la cara es el espejo del alma.

    Saludos y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por visitarme,
      nos seguiremos leyendo
      un abrazo

      Eliminar