miércoles, 27 de julio de 2016

#30. Rozando el mar (Relato poético)

Como una columna de humo, de un pálido incendio, delgada, larga y tambaleante, así aparecía ante mis ojos, la sombra que me antecedía, en esa tarde, en esa nostálgica caminata, sobre la arena, rozando el mar.
Un año exacto conmemoraba nuestra desdicha, solo mirar el horizonte inundaba mi pecho de tribulaciones, de rabia, de desesperación:

¡Heme aquí, de pie,
frente al temido misántropo de un veintisiete,
aquel bodeguero de gritos revueltos,
aquel imbunche de la casa de Dios!.

¡Oh vida!, ahí la perdí, en ese lugar que hoy está distinto, con nostálgico semblante, si hasta ancladas aparecen las pequeñas piedras que rasguñaban mis pasos. Ahí donde festejábamos el amor, donde mis versos se colaban por sus ojos, donde agotado exhalé mis reproches, ahí, donde el mar me la robó.

Continué mi caminata, hacia el sur, rozando el mar. Recogí una varilla que se amoldó a mi mano, que trocó relampagueante en un bastón, hundiéndose en la arena a cada pensativo paso que daba. Una tibia brisa me desconcertó, me hizo mirar hacia el norte, quise imaginarla, baje la vista, apoyé el improvisado bastón en la arena húmeda y centelleante empecé a escribir, removiéndola, como en ese momento se removían mis sentimientos:

“Amor, segadora de los mismos destellos,
amor de minutos incontables,
amor que al amor llama,
amor de soledades innombrables”

Lo dejé escrito ahí, como surcos indefensos del agua, que los amenazaba con su leve sonido golpeador, pero pronto las olas emboscaron mis pies,
¿no le basta con robarme el amor, que ahora roba mis versos?
desaté mi furia con el mar, con la vida, con el mismo Dios, tomé una piedra para lanzarla, la envolví con mi mano como para envenenarla, pero otra vez, esa brisa, esa tibia brisa, suave como una caricia en el rostro, de esas que llegan hasta el corazón, entonces solté la piedra truncando el lanzamiento, sonreí levemente y así decidí volver cada tarde, con mi varilla disfrazada de bastón, a escribir mis versos sobre ese áspero lienzo de arena, convencido de que el mar, allá, en algún lugar, finalmente se los entrega:

“Amor de espacios vacíos,
amor del viento y su cantar,
amor escribo tus versos,
aquí, rozando el mar”.


(Guillermo Soto García)

42 comentarios:

  1. Envueltos en libertad tus versos son hermosos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me he emocionado, es como lanzar plegarias al aire, como soñar viviendo, como sentir en solitario. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. “Amor, segadora de los mismos destellos,

    amor de minutos incontables,

    amor que al amor llama,

    amor de soledades innombrables”

    PRECIOSISIMOS VERSOS AL AMOR ...
    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina gracias por tu comentario, quedo feliz.
      Besos

      Eliminar
  4. Bonita historia aunque un poco triste. No odies al mar, ni a la vida y mucho menos a Dios.
    Cada vez que paso por aquí, me quedo un rato viendo la preciosa silueta de tu "campeón".
    Un abrazo Guiellermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu energía es maravillosa, muchas gracias por venir.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Pura poesía en diferentes formas.
    Me gustó.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Aunque exista esa tristeza en sus letras son bellas tus palabras, que por su contenido embriagan el alma.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ilesin, me agrada mucho tu visita.
      Besos

      Eliminar
  7. Que grato visitarte y sumergirse en tus letras que entrañan sentires tan profundos
    Canto triste y esperanzador nos dejas
    Gracias
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy grata tu visita, muchas gracias.
      Cariños pata ti también

      Eliminar
  8. El mar puede ser un buen mensajero del amor... esos versos llegarán a su destino.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita Rafael.
      Un abrazo a la distancia

      Eliminar
  9. Me encanta encontrar más magia en forma de letras! Te sigo desde ya, no dudes que estaré leyéndote.
    Un besito
    www.humanfilters.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola bienvenida y muchas gracias, te visitaré no lo dudes.
      Besos

      Eliminar
  10. uuufff me ha encantado tu prosa llena sentimientos marinos , escribes que conmueves , te voy a dejar algo que recordé cuando escribía reflexiones y cartas de amor te lo
    dejo por aqui cuando lo lees un beso desde mi brillo del mar

    http://beaymanelsdesdeelmiradordelmar.blogspot.com.es/2016/03/desde-mi-balconen-el-ocaso-tu-ausencia.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Beatriz, que bueno que te haya gustado, te leeré eso es seguro.
      Besos

      Eliminar
  11. Un placer leerte, un texto muy completo, en el que entremezclas poesía y prosa, la verdad es que está genial, te felicito.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me deja muy contento tu comentario María, muchas gracias.
      Besos

      Eliminar
  12. Tienes duende en tus letras, magnifica composición amigo, mis felicitaciones.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosana, un gran abrazo a la distancia.
      Saludos

      Eliminar
  13. Me encanta este relato poético, rozar el Mar es inundarse de poesía.
    Tu relato atrae e inquieta, mueve a seguir leyendo hasta conocer el final.
    Me ha gustado mucho conocerte
    Un beso, Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Bienvenida, me alegra que te haya gustado.
      Un beso

      Eliminar
  14. Hola me gustado leerte :)
    la métrica realmente muy buena
    saludos

    ResponderEliminar
  15. Si hay algo que roba el mar, estoy segura que no es el amor; sino lo malo en nosotros.

    Gracias. Tú también me pareces admirable, Guillermo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita Noa.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Pasa un feliz Martes, Gillermo <3. Y gracias a ti ;)

      Eliminar
  16. Pues si que has rozado el mar con tus bellos versos.
    Lírica profunda, me encantó Guillermo.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  17. Waaa! tuve un mar de sensaciones! pase por la calma, la desesperación, por la pena y el consuelo.. como lo haces? nose..

    Sos un crack

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias maestra Katherine, su visita es un honor.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Una prosa poética dedicada al mar que hace volar la imaginación hacia alguna playa. A veces nos roba, otras nos regala promesas. Ha sido un placer leerte.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maria Rosa, para mi es un placer recibir tu visita.
      Un abrazo

      Eliminar
  19. Me voy embargada el alma de tan excelente poesía. Que maravilla de
    prosa. Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Josefa, me llenas el corazón.
      Un abrazo

      Eliminar