miércoles, 25 de mayo de 2016

#25. Usted

Para usted han sido todos los ojos
y los míos de subrepticio aventurero,
estos de muda vigilancia,
estos de invisible escudero.

Estela va dejando junto a los deseos,
para usted han sido todos los murmullos,
mientras mi voz se sepulta desde la distancia
esculpiendo en mi garganta un nuevo nudo.

Y es tan cierta como la magia,
tan fantástica como un abrazo,
a veces tan cercana, que trepidan mis palabras,
y a veces tan lejana, que mis versos caen a pedazos.

                                               

                                                       Guillermo Soto García.

viernes, 13 de mayo de 2016

#24. A plena luz

Así como de los inciensos, de ti nacen alas perfumadas,
como espectros relucientes, danzantes, a contraluz.

Como sueño extraído de mis dulces agonías,
con el azar en coincidencia, con tu deseo en plenitud.

Llegas como la cellisca, sutilmente abrazadora,
como en medio de un gemido, como en toda su altitud.

Perdono tus demoras y tu mis impaciencias
para unirnos en la miel, melódica, de esta tibia esclavitud.

Y de mi ya no huyen las sonrisas, ni de ti huirán mis ojos,
como espectros relucientes, danzantes, a plena luz. 


(Guillermo Soto García)


jueves, 5 de mayo de 2016

#23. Hay un huésped en tus sueños

En los vestigios de tus errores,
está el huésped de tus sueños,
como una llama que apaga los amores
y un hielo que enciende mis infiernos.

Veo como el amor se te diluye
entre respiros silenciosos,
como resplandores inquietos,
como ladrones sigilosos.

En este amanecer desgarbado
veo nacer cascadas de suspiros,
por el encuentro de un sentir entumecido,
por este amor exagerado y derruido.

Y como abrojo entre nosotros,
como si fuera tu dueño,
en los vestigios de tus errores,
está aquel, el huésped de tus sueños. 


(Guillermo Soto García)